El Guerrero Cotidiano. 2013

 

La cotidianidad sume la vida en el sinsentido de la repetición, enmascara a cada quien con “roles” que le son impuestos. La perspectiva estética puesta en juego se las ve con la cotidiana empresa de reinventar el sentido, de sí y de la vida, como tono para enfrentar el estar siempre, en cada aquí y ahora. Surge de la reflexión sobre el vivir cada día. Han dicho que la lucha no es con el exterior, que todo lo que sucede en la vida de una persona es reflejo de su interior. ¿Cómo decido enfrentarme al día?, ¿cómo me re-invento? Puedo ver más allá de las etiquetas con las que creo definirme, al quitar disfraces, soy sólo una fuerza de vida. Cada día depende de mí.

Una de las posturas del yoga se llama El Guerrero para relizarla bien se necesita equilibrio, concentración, fuerza en las piernas, ligereza en los brazos, resistencia. Planteo este juego de imanes para la nevera como un ejercicio diario que invita a entender el estado de ánimo con el que se amanece. Es como un acto de conciencia. Elegir objetos y darles un valor o un significado y con ellos vestir a ese guerrero, que soy yo, al guerrero que quiero ser este nuevo día. ¿Cuál es la guerra o la lucha? Es precisamente darle sentido a lo que hago cada día.

Sobre la base de esta experiencia lúdica hallé las tres variaciones de la postura del Guerrero que dieron origen a una serie de pinturas y también a una serie de collage digitales a partir de otras asanas -posturas del yoga-. 

  • Instagram - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Tumblr - Gris Círculo
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now